top of page

La plenitud se esconde en los instantes

Actualizado: 20 ago 2021

¿Qué hacer cuando nada de lo que sugieren los gurús de la felicidad funciona?


Voy en el carro, una tarde de verano, acalorada, escuchando a una mujer hablar del gozo y me escucho soltar un resoplido de incredulidad y escepticismo. Va diciendo una cantaleta de cosas que parecen la fórmula mágica de un infomercial y dice tantas veces la palabra "gozo" que siento náuseas.

En los últimos años, son más los días en los que termino exhausta con la persona que soy.

Paso más tiempo del que me gustaría admitir pensando lo fácil que sería volver a ser niña y vivir sin una hiper conciencia de cada micro acción y pensamiento que salta a mi cabeza. Siento, con frecuencia, cansancio y ganas de renunciar a la persona altamente sensible que soy como si mi personalidad y esencia fueran un gafete que pudiera quitarme al final del día (o a la mitad del día para, ser francos) deseando tomar el de alguien relajado, sencillo y con una cabeza que esté cómoda con el silencio.

Llegué al punto en el que los ejercicios y recursos que pretenden llevar a mi cuerpo a un estado de relajación se convirtieron en un pendiente en la agenda y un catalizador de estrés si estos parecen no darme los beneficios prometidos. El podcast, el libro, la meditación, esa frase, el ejercicio, yoga, un tecito, cocinar, comer sano, la terapia, el descanso, la jardinería, caminar, convivir con mis perros....no funcionaaa ¡¡AAAHH!! ¿POR QUÉ RAYOS SIGO HIPER ALERTA A TODOOOOOO?

Es lógico que sienta que esta mujer está vendiendo la historia de una película de Disney. Hay algo tan irritante en su tono positivo de voz que quiero abofetearla. Pero sigo escuchando sin saber por qué. Mis ojos no pueden ponerse más en blanco, porque temo que se me vayan al cerebro. Entonces dice algo que vibra y resuena débilmente en mi interior:


"El gozo es acumulativo y expansivo. Toma nota de cuando tu cuerpo se expanda en momentos que identifiques como gozo, por ordinarios que sean, pues el conocer su frecuencia harán que ese estado perdure y prevalezca sobre otros".

Palabras más, palabras menos.

Con que es acumulativo, ¿eh? Interesante. Esa no la había escuchado. Había leído incontables veces que las personas que practican la gratitud activamente, como en diarios o en aplicaciones, efectivamente tienen una vida más plena, o al menos así la perciben; y son más resilientes a los eventos desafortunados en la vida. Pues adivinen quién también lleva un diario de gratitud *sonríe con cara de sociópata*. Obviamente, puedo sentir que tiene un efecto positivo en mí, pero se siente taaaan lento el proceso.

Sin embargo, esto sonaba diferente. Toma nota de cuando tu cuerpo se expanda en momentos que identifiques como gozo. Recordé. Está bien, déjame intentarlo.

No tuve suerte, porque este día lo terminé con una pesadez en el alma impresionante después de interacciones humanas sumamente difíciles, un descubrimiento triste en la salud de mis perros y una sensación de pequeñez y opresión en el pecho. Le escribí a una amiga de esas con las que, sólo con conectar, aunque sea por mensaje, ya tienes esperanza en el resto del día. Quedamos de vernos mañana.


Mañana me rescató. Fueron instantes y fueron horas. Fue como si decretara al Universo que estaba lista para su clase cuando elegí ponerme mi camiseta de


Kindness $0.00. It costs nothing to be a kind person.


Tenía un par de cosas que hacer antes de encontrarme con mi amiga. Después de un largo trayecto en un Monterrey sin tráfico y buena música empecé a sentir el viento a mi favor. En un momento, estaba caminando hacia una tienda de productos sustentables y sin residuos que solo de entrar te llena de esperanza en el futuro.

Evidence of pure joy by @eniahlimas

Si no te lo he contado aún, sueño desesperadamente con vivir en un lugar donde todo lo que necesito esté "a pie" de distancia y con el menor impacto ambiental posible. Esto fue un pedacito de ese cielo.


Siento cómo mi cuerpo se expande, tomo nota.

Cruzo la calle hacia el café para encontrarme con mi refugio de amistad y me pierdo en horas en el inconfundible confort de una poderosa conversación, sororidad pura y un croissant de almendras. Tomo nota.

Llego a mi casa para encontrarme con el amor de mi vida. Cuando llego, quiere ir por algo de cenar a un lugar nuevo para volver a casa y ver Ted Lasso. Pero, en lugar de eso, vimos el espacio abierto del lugar y solo un par de personas que nos hicieron sentir suficiente confianza de cenar ahí. No sé cuándo fue la última vez que salíamos como lo hacíamos de novios, pero me hizo sentir exactamente así.

Antes de terminar nuestra cena pregunté el nombre a nuestra atareada, pero extraordinariamente amable, mesera para decirle: Alessia, ¡qué bonito servicio estás dando hoy! Después de que nos dijo que no sentía que estaba dando lo mejor de sí por tanto trabajo nos mostró su piel de gallina por ese comentario. Mi corazón se siente más ancho. Tomo nota.

De camino a casa, subo el volumen de la música y sonrío con todo mi cuerpo. Entonces digo en voz alta: mi tanque de amor está lleno hoy. Tomo nota.

Termino el día con Ted Lasso. No hace falta decir mucho más.

Es cierto, en un solo día de experimentar lo comprobé. El gozo genuino es expansivo Y acumulativo. Es sencillo, no necesita grandes momentos ni viajes costosos. Cuando lo vas contando a lo largo del día se va convirtiendo en un campo de fuerza que deja entrar toda la luz pero sin dejar entrar contaminación. No todos los días van a sentirse así. Pero todos los días pueden tener momentos así. Momentos de los cuales podemos aferrarnos cuando el curso de la vida se sacuda.

Entonces, todos los ejercicios y recursos, que desesperadamente fui añadiendo a mi vida para encontrar quietud y plenitud, no podrán soltarse del miedo y la escasez si no miro con atención lo que cada uno de ellos crea para mí. Todas esas prácticas no son más que experiencias. Momentos específicamente diseñados e intencionados para entrenar a mis sentidos para que encuentren esa sensación de expansión durante el día. Y la práctica constante fortalece el músculo para encontrarlos justo en los días más difíciles.

Así que, sigue con tu cafecito, tomando agua, comiendo bien, orando, meditando, leyendo. Sigue nutriendo tu alma. Lo único que necesitas ahora es activar el contador de momentos.

Toma nota.

¿Te ha pasado? Si tu respuesta es sí, no estás sol@. Si tu respuesta es no, tengo mucho que aprender de ti.

Entradas Recientes

Ver todo

2 Comments


Elsi Valdes
Elsi Valdes
Aug 20, 2021

Qué linda reflexión, creo que días asi son muy comunes y talvez un poco más desde la pandemia. Me recordaste mucho al libro de "los 5 lenguajes del amor", que a pesar de estar escrito para la vida en pareja creo que aplica igual para el amor propio, si tu lenguaje es palabras positivas, decírtelas a ti misma también puede generar y cultivar ese amor. Un abrazo Anii, gracias por compartir

Like
Replying to

Graciaas Elsii!! qué linda interpretación le diste!! ME ENCANTA ese libro de Gary Chapman!!

Like
bottom of page