top of page

¡DIY Starbucks' Pink Drink!

Cómo preparar la bebida favorita del verano en tu casa, ¡y con cero azúcar!



Esta foto la tomé hace unos 4 años cuando descubrí esta mezcla entre bebida de playa y medicina para la tos que, por rarísima que suene la combinación, me enloqueció y me hizo comprarla todos los días del verano. Awww cuando alcanzaba la vida para pintarte las uñas lindas y todo jajaja.


Los siguientes veranos vivía con la angustia de que todavía tuvieran mientras iba saltando de un Starbucks a otro para encontrarla. En más de una ocasión, los baristas no sabían de qué estaba hablando, me entregaban otra cosa o me la preparaban clandestinamente porque ya había salido del menú. Cuando pude descubrir que los ingredientes que contiene están disponibles todo el tiempo (no solo por temporada) empecé a pedirla como bebida personalizada. Así es, Modo Detective desbloqueado. Pero esto también era una moneda al aire porque cada barista le ponía las proporciones o jarabes como Dios les daba a entender.


Entonces, compré los tés de Hibiscus de Starbucks (que por cierto cambié como 3 veces porque TODAS las cajas de la tienda estaban caducadas. Ojo con eso porque estaban en oferta) para intentar hacerlo en mi casa. Aunque el té es INDISCUTIBLEMENTE delicioso, tenía que combinar varias bolsitas para que pudiera alcanzar la concentración necesaria del sabor en frío. Y, como saben,


Starbucks no es barato.

El vínculo que encontré es de Estados Unidos pero yo lo encontré en tienda en Monterrey.
Starbucks Pink Drink Dupe

El año pasado, volvió el Pink Drink a Starbucks en su versión americana que trae fresas deshidratadas y, por alguna razón, no me enloqueció el sabor :S


Así que, después de años, tiré la toalla en la búsqueda del reemplazo perfecto para ese refrescante elixir. Hasta que me topé con esta joya del HEB. No - puede - ser.


Yo no iba buscando un reemplazo. Esa inquisición ya se había terminado. Me topé con esta cajita, le di una oportunidad y casi se me saltan los ojos de la cara.


Lo mejor, para mí, de esta versión es que no tiene cafeína. Yo lo prefiero así porque estoy tratando de minimizar mi consumo de cafeína por motivos de ansiedad. Mi cafecito diario contiene más que suficiente, soy propensa a generar dependencia, me genera taquicardia si me paso de dosis y el paso del efecto me genera muchísima hambre. Así que, para una bebida refrescante por la tarde, en el pico del calor, no necesito la cafeína extra.


Algo increíble de este té del HEB es que tiene una concentración muy poderosa, así que sólo necesitas un sobrecito para hacerte un vaso equivalente a un Grande (o sea mediano... "suspiro exasperado*) del Starbucks.


Otro beneficio de prepararlo en casa es que yo me aseguro de evitar todos los jarabes y azúcares que Starbucks suele añadir a todas sus bebidas controlando la leche que elijo y los endulzantes. Si ya te convencí, pásale a ver la receta:




Ingredientes:

-1 Sobre de té Hibiscus Herbal del HEB (#notsponsored)

-1 taza de agua

-1/2 Taza de leche de coco*

- endulzante al gusto

- hielos


*Yo lo hago con leche de almendras sin azúcar de Costco porque me gusta espumar la leche para esta bebida. Pero, la original no lleva leche espumada, y la leche de almendras se corta con el agua (cosa que no me importa pero puede que a ti sí. La versión original se hace con leche de coco con azúcar. Personalmente, no he encontrado una leche de coco sin azúcar que me haya enamorado o que se espume bien así que dejo esta parte a tu sabio criterio.


Instrucciones:

  1. Calienta la taza de agua en una olla, tetera o microondas hasta que empiece a hervir. Cuando esté lista ponlo en un recipiente de plástico sin tapa.

  2. Sumerge el sobre en el agua por tres minutos mientras sigue caliente.

  3. Lleva el té al congelador en el recipiente de plástico sin tapa para que se enfríe de manera uniforme y natural en el congelador por 15 minutos. Puedes dejarlo enfriando toda la noche si prefieres prepararlo como infusión.

  4. En un vaso de tu preferencia, a mí me gustan los Mason Wide Mouth Jars, agrega hielo. Muuucho hielo.

  5. Agrega el endulzante de tu preferencia. Prefiero ponerlos hasta abajo para que la misma acción de verter los líquidos haga que se revuelva de manera uniforme. Yo uso extracto de Stevia natural líquido marca Valley Foods de Soriana.

  6. Agrega la leche y el té y deja que se vayan revolviendo poco a poco, no solo influye en el sabor, sino que lo hace en un movimiento hipnotizante jajajajaa.

* Si quieres hacerlo como cold foam, solo vierte el té primero en el vaso con los hielos, pon a espumar la leche en frío y luego agrégala sobre el té.


Si quieres ver el paso a paso, tengo el video en Tiktok.




Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page